Segunda Jornada ZADIG Argentina

 

boletin Z 10 – programa

boletin Z 9

boletin Z 8 –  inscripción

boletin Z 7 – tema

Queridos colegas y amigos de Zadig,
A través de nuestro séptimo Boletín Z, tenemos el gusto de convocarlos a la Segunda Jornada Zadig Argentina que tendrá lugar en Buenos Aires el 29 de noviembre de 2018 de 10 a 13hs y contará con la participación de Guy Briole. La misma se realizará en el Palais Rouge: Salguero 1441.
En la Conferencia del 13 de mayo Jacques-Alain Miller nos dice que:
Para actuar en política, confiar en la autonomía del propio pensamiento es tan necesario como rebajar el nivel de las identificaciones y conseguir que cada cual se remita a su propia opinión. Dicho de otra manera, no masificar las reacciones, no encantarse con la referencia a un jefe. Se trata, por el contrario, de hacer algo múltiple, articulado y discutido.
Con este marco la Jornada llevará por título
OPINIÓN. DAR LUGAR A LA PALABRA DEL OTRO
Estará organizada en dos mesas de cuatro trabajos cada una cuyos subtemas serán:
1 Corrupción de la palabra.                                                                                                         2 Disrupción creadora
Desde este momento los invitamos a enviar textos de no más de 600 caracteres para que sean difundidos en el Blog de Zadig Argentina.
Enviar a: hildavittar@hotmail.com y a sbaudini@gmail.com
En breve enviaremos más información acerca de esta segunda Jornada Zadig
Saludos Cordiales,
La Coordinadora Zadig Argentina : Silvia Baudini, Osvaldo Delgado, Graciela Esperanza, Hilda VIttar

Anuncios

Contribuciones para la segunda Jornada ZADIG Argentina

Un bárbaro de la lengua – Mariana Quevedo

Donde se salva la perseverancia de hablar – Alejandra D´Andrea

Disrupción creadora – Marta Goldenberg

Dar lugar a las confabulaciones – Florencia Menseguez

Hacernos responsables de lo que da lugar – Diana Paulozky

Acerca de Disrupción – Verónica Pagola

Aporte – Graciela González Horowitz

Nuestra verdad brasileña – Gil Caroz

En 2017, durante uno de los Foros Scalp (1) en París, Jacques-Alain Miller describió la salida repentina de las ratas del odio que infestaban los sótanos a la luz del retorno de lo reprimido. Mientras los partidos políticos tradicionales de izquierdas y de derechas tenían el poder de represión sobre los discursos de tradición nazi, estos no se oían. El debilitamiento de estos movimientos tradicionales desde hace dos décadas ha permitido el advenimiento del discurso lepenista, a la vez que lo banaliza. En ese mismo hilo, Yascha Mounk (2) describe la emergencia de Donald Trump al poder como una aparición en escena de una modalidad del ello americano. Diremos incluso del ello, simplemente.Seguir leyendo

 

Un discurso desvergonzado – Catherine Lazarus-Matet

En Alemania, importantes personalidades de la AfD, Alternativa para Alemania, han pasado recientemente más allá de la barrera de la vergüenza. Y estamos presenciando el despliegue internacional de esta postura sintomática del estado del mundo. Ninguna buena palabra puede contrarrestar el goce destructivo que está puesto al trabajo. Al menos podemos esperar, como analistas, alcanzar el punto del no querer saber que, a uno por uno, pueda reducir la pasión de la indiferencia.Seguir leyendo

Desgarrón constructivo – José Manuel Ramírez

Contribución- Guillermo Drikier

Crisis de la democracia- Laura Arias

Dar lugar a la palabra del otro – Virginia Cura

Contribución- Lito Matusrvich

Contra lo inercial – Silvia Szwarc

Contribución – Marcela Negro

Una opinión contra un emblema – Pedro Casalins

Corrupción de la palabra – Mirta Vazquez de Teitelbaum

Comunicado del Consejo Estatutario de la Escuela de la Orientación Lacaniana

Ante el cambio de categoría del Ministerio de Salud

El Consejo Estatutario y el Directorio de la Escuela de la Orientación Lacaniana manifiestan su gran preocupación ante los recientes cambios anunciados en el ámbito de las autoridades sanitarias de la Nación.

La implementación de un sistema de salud nacional viable requiere de una instancia que a nivel de todo el país organice y garantice el acceso a la atención ante la enfermedad, la atención primaria de salud, los planes de vacunación, de maternidad e infancia, discapacidad y rehabilitación, etc.

Más allá de las dificultades económicas invocadas para justificar un rediseño del esquema estatal, la decisión de rebajar la cartera de Salud del rango de Ministerio al de Secretaría tendrá serios efectos en la realidad cotidiana del mantenimiento de programas de salud para la población en riesgo por su situación económica y/o sanitaria.

La historia del Ministerio de Salud desde su creación testimonia que la salud es social. La visión integradora e inclusiva de la Salud pública en Argentina siempre  ha sido un punto destacado y reconocido mundialmente.

Por supuesto, esto incluye las políticas en Salud Mental. Sin más, podríamos recordar a Gregorio Berman, delegado de Argentina en la sección de Medicina e Higiene de la ONU, y por supuesto el “Lanús” de Mauricio Goldenberg, que ha sido un modelo.

En el actual contexto, rebajar el Ministerio de Salud al rango de Secretaría también conlleva el riesgo cierto de un deterioro de la Salud Mental, lo cual iría en contra de dicha historia.

Por eso, manifestamos nuestra irrenunciable vocación de alentar aquellas políticas que apunten a promover y desarrollar una Salud Mental para todos que, como el psicoanálisis enseña, respete e incluya la singularidad de cada uno.

Alertar sobre aquello que pueda poner en riesgo este principio constituye nuestro deber.

Consejo Estatutario
Directorio

Una pasión oscura – Osvaldo L. Delgado

Luego de una prodigiosa movilización popular y de dos debates legislativos, se produjo la votación del Senado, no dando lugar a la ley por el aborto legal, seguro y gratuito.

Además de lamentables discursos que la ciudadanía tuvo que escuchar desde el inicio de la puesta en debate de la ley, se fue configurando cada vez más claramente un síntoma consistente e inamovible.

Poco a poco se fue instalando en la llamada opinión pública, desde los sectores contrarios al proyecto de ley, la afirmación contundente de que estaban “contra” el aborto. De ahí, por ejemplo, la consigna de “salvar las dos vidas” y un gran muñeco-feto que encabezaba las movilizaciones.

Por lo tanto, se desplazaba la cuestión del derecho al aborto legal, hacia un deseo de abortar. Y los que pugnaban por la ley, fueron construidos como deseosos del aborto.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué esa suposición de goce oscuro? Ese fue el síntoma.

Es claro que aquellos que construyen el goce oscuro en el otro son sus mismos portadores, que proyectan esa pasión. Ese goce oscuro y su carácter proyectivo puede aglutinar una masa, aún sin un líder.

¿Acaso con esto quiero decir que toda la multitud que estuvo contra la ley padece de un exceso de goce oscuro inherente a su condición personal? De ninguna manera.

Se trata de un fenómeno de masa, donde se produjo el acompañamiento importante de la jerarquía de la Iglesia Católica, los líderes evangelistas y de grupos neonazis, no siendo estos tres, desde ningún punto de vista, equivalentes. Debemos recordar aquí la cultura por el sacrificio, inherente a estas expresiones religiosas, y por otra parte el endiosamiento de la pasión del mal de los neonazis.

Una expresión colectiva alrededor de una pasión oscura, incluso proyectada a otros, puede tener transitoriamente un poder unitivo eficaz.

Pero es claro que todos aquellos que estaban y están a favor de la ley, no se posicionaban colectivamente desde una pasión oscura.Al contrario, buscan inscribir como ley un derecho humano. El derecho humano de no morir ante tal difícil decisión, pone un resguardo legal a lo doloroso que puede implicar la decisión de un aborto. La defensa por la ley se inscribe en el sintagma “Ni una menos”. Es la inscripción legal, eficaz, de basta de tantas muertes de mujeres a lo largo de la historia a causa del aborto.

Paradójicamente, aquellos y aquellas a quienes se les otorgaba una pasión cruel, son en realidad los que buscan que no sigan muriendo mujeres humildes. Porque las que mueren son mujeres explotadas socialmente.

Es muy importante separar a la jerarquía de la Iglesia Católica, a los referentes evangelistas y a los grupos neonazis del colectivo que apoyó el no a la ley. También hay que tener muy clara la gran diferencia entre estos tres sectores: con los dos primeros tenemosgrandes diferencias a poner en debate; con el tercero, no tenemos nada para hablar ni qué discutir.

La grieta es siempre contra los desposeídos y en beneficio de los pasionarios de lo oscuro, bajo cualquiera de sus modalidades.

No se debe colaborar en afianzar al colectivo que rechazó la ley en lazos con los pasionarios. Todo lo contrario, hay que aislar a esos sectores.

Proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo

Damos a conocer en nuestro Blog Zadig los aportes enviados para contribuir en el debate sobre el Proyecto de Ley de interrupción voluntaria del embarazo de colegas de Escuela de la Orientación lacaniana. Dichos aportes fueron enviados al Presidente de la Comisión de Salud del Honorable Senado de la Nación Argentina Sr. Mario Fiad.

Silvia Baudini – La dignidad de elegir

Silvia Salman – Las mujeres y el deseo de no

Matias Meichtri Quintans – Acerca de la Vida

Eugenia Serrano – En los límites de lo natural, la potencia de lo singular

Gisela Smania – Acerca del estatuto de cuerpo y la noción de “decisión” en psicoanálisis

Pilar Ordoñez – Breves reflexiones sobre la vida y la condición humana desde el psicoanálisis de la orientación lacaniana

Claudia Lázaro – Ante una elección forzada

Cuando los deseos se vuelven derechos: carta de Sigmund Freud al Dr. Lippman

El 25 de Enero de 1920 Sophie Freud, de 26 años, moría en un hospital de Hamburgo, a donde se sospecha que ingresó por un aborto mal practicado.
El 15 de febrero del mismo año Sigmund Freud le envía una carta a Arthur Lippman, médico de Sophie: “…el infeliz destino corrido por mi hija me parece albergar en otro aspecto una advertencia que nuestro gremio no suele tomar muy en serio. En vista de una ley necia e inhumana que obliga a continuar con el embarazo aun a mujeres que no lo desean…”
Publicado en “Cartas a sus hijos” Sigmund Freud, p.605. Ed. Paidós.